miércoles, 30 de septiembre de 2020

ARCOS DE LA SIERRA
Arcos de la Sierra es un municipio español de la provincia de Cuenca perteneciente a la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha


HISTORIA
Este lugar tiene, como todos los de esta comarca, un origen repoblador en tiempos de Alfonso VIII, pasando a depender del alfoz de Cuenca. En los siglos XV y del XVI  dependio  del señorío de D. Pedro Carrillo de Albornoz, el cual con imposición de poder, tomó los lugares de Alcantud, Cañizares, Fuertescusa y Arcos de la Sierra en el año1501. De esta manera, presionó a los vecinos con impuestos adueñándose de la corta indiscriminada de pinos y recaudando sobre el cultivo del cereal. Durante un tiempo, el Carrillo sostuvo los territorios usurpados gracias al apoyo del Marqués de Villena hasta que en tiempos de su heredero Luis y de su esposa doña Mencia, tuvieron que devolver lo usurpado a la Tierra de Cuenca por las presiones de la propia nobleza de la ciudad.
Se encuentra enclavado entre varias elevaciones del paisaje, llamadas "alcores". Estas elevaciones del terreno o alcores dieron lugar al nombre de Arcos y por su ubicación geográfica, más tarde añadió Sierra. Gracias a la lana, en el siglo XVII, alcanza su mayor número de habitantes, ya que era ésta la base de la economía nacional, al igual que la mina de lignito allí explotada. En este momento histórico, Arcos tenía 260 habitantes y de ellos el cuarenta por ciento se dedicaba a la agricultura y ganadería. En el s. XVII, Arcos alcanzó su máxima importancia histórica lo que hizo posible que aumentase su población en gran manera y mejorase su estructura urbana, compuesta por cincuenta casas de buena calidad, casa Ayuntamiento, cárcel, iglesia parroquial, dos ermitas, la de San Bartolomé y la de San Sebastián, buen abastecimiento de aguas y una escuela.En el siglo XVIII, Arcos era un señorío del Marqués de Ariza, aunque más tarde llegaría a un acuerdo con la población y lo donaría al censo a cambio de una renta anual importante.
A finales de este siglo pasó a heredar el Marqués de Valmediano, que respetó la cesión de su antecesor y ya en 1902 la población y sus términos quedaron liberados de esta carga y pasaron a ser propiedad municipal.  A lo largo del s. XIX, Arcos sufre un gran descenso de su población, como consecuencia de la posguerra y más tarde la emigración de los años 70.

PODEMOS VISITAR
La iglesia parroquial de la Asunción.
- Cuenta con una sola nave, está construida en mampostería hasta los contrafuertes, excepto en las ventanas. Tiene una espadaña de dos troneras adosada por la cabecera. En el interior posee pilastras de las que arrancan arcos fajones y forneros; su bóveda es de cañón (arcos de medio punto) con lunetos y cúpula vaída delante del presbiterio. Está consagrada a la Asunción, es del siglo XII.
La ermitas de San Bartolomé.
La ermita de San Sebastián. 


 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario