sábado, 4 de julio de 2015

BELMONTE


Las excavaciones realizadas en la Colegiata en 1976 con motivo del hundimiento de parte del ábside, pusieron al descubierto las ruinas de una anterior iglesia visigótica, tal vez del siglo V, lo que prueba que la población es más antigua de lo imaginado. Desde siempre se le denominó Bellomonte.
En la Bula del papa Inocencio III a García obispo de Cuenca lo denomina Bellomonte, a causa del monte que rodeaba al pueblo.
En 1294 figura en el libro de cuentas del rey Sancho IV entre los pueblos en los que se recogió moneda para pagar a los caballeros que habían de acompañar a don Juan Manuel a tierra de Murcia.
En 1323 comienza a cobrar importancia histórica, pues en este año 1323 Don Juan Manuel comenzó a construir las murallas de «Belmont» y en la misma época construyó el Antiguo Alcázar.
El primer miembro de la familia Pacheco que fue señor de esta villa fue don Juan Fernández Pacheco, a quien se la concedió el rey Enrique III. El señorío lo heredó su hija María, que se casó con Alfonso Téllez Girón y Vázquez de Acuña. El matrimonio tuvo dos hijos, Juan Pacheco y Pedro Girón (que nacieron en Belmonte). Heredó el señorío D. Pedro Girón. El primogénito era Juan Pacheco, primer marqués de Villena, quien ordenó construir el Castillo de Belmonte en 1456 y la Colegiata de San Bartolomé en las mismas fechas que el castillo.
Entre los siglos XV y XVIII, Belmonte tuvo su época dorada de la cual se conservan numerosos edificios.
Podemos visitar:
Antiguo alcázar o Palacio del Infante D. Juan Manuel, durante años en ruinas, el último desprendimiento de la fachada tuvo lugar una semana antes de la Navidad del 2005. Totalmente restaurado, como primera venta de la Ruta de Don Quijote, abierta desde 2014.
Hospital de San Andrés.- fundado en 1415 y en ruinas desde los años 1970. Era un albergue para transeúntes y peregrinos. Muchos de los retablos de este edificio se conservan en la colegiata.
Plaza del Pilar.- Se conservan sólo algunos soportales de todos los que rodeaban la plaza más grande de la localidad. Hay una fuente (completamente restaurada a finales de los años 1990) y dos pilares: el dulce y el salobre. Desde este marco se ve el colegio de los Trinitarios, actual centro de salud.
Plaza de correos y telégrafos.- Antiguo colegio de la Compañía de Jesús y posterior cárcel comarcal.
Museo de la Colegiata. 
El castillo. Casa museo Bellomonte.

1 comentario:

  1. Por si fuera interesante o de utilidad para ti, para tus compañeros de rutas o para los lectores de tu web, tengo publicado el blog http://plantararboles.blogspot.com
    Un manual sencillo para que los amantes de la naturaleza podamos reforestar, casi sobre la marcha, sembrando las semillas que producen los árboles y arbustos autóctonos de nuestra propia región.
    Salud, José Luis Sáez Sáez.

    ResponderEliminar