miércoles, 30 de septiembre de 2020

ARCOS DE LA SIERRA
Arcos de la Sierra es un municipio español de la provincia de Cuenca perteneciente a la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha


HISTORIA
Este lugar tiene, como todos los de esta comarca, un origen repoblador en tiempos de Alfonso VIII, pasando a depender del alfoz de Cuenca. En los siglos XV y del XVI  dependio  del señorío de D. Pedro Carrillo de Albornoz, el cual con imposición de poder, tomó los lugares de Alcantud, Cañizares, Fuertescusa y Arcos de la Sierra en el año1501. De esta manera, presionó a los vecinos con impuestos adueñándose de la corta indiscriminada de pinos y recaudando sobre el cultivo del cereal. Durante un tiempo, el Carrillo sostuvo los territorios usurpados gracias al apoyo del Marqués de Villena hasta que en tiempos de su heredero Luis y de su esposa doña Mencia, tuvieron que devolver lo usurpado a la Tierra de Cuenca por las presiones de la propia nobleza de la ciudad.
Se encuentra enclavado entre varias elevaciones del paisaje, llamadas "alcores". Estas elevaciones del terreno o alcores dieron lugar al nombre de Arcos y por su ubicación geográfica, más tarde añadió Sierra. Gracias a la lana, en el siglo XVII, alcanza su mayor número de habitantes, ya que era ésta la base de la economía nacional, al igual que la mina de lignito allí explotada. En este momento histórico, Arcos tenía 260 habitantes y de ellos el cuarenta por ciento se dedicaba a la agricultura y ganadería. En el s. XVII, Arcos alcanzó su máxima importancia histórica lo que hizo posible que aumentase su población en gran manera y mejorase su estructura urbana, compuesta por cincuenta casas de buena calidad, casa Ayuntamiento, cárcel, iglesia parroquial, dos ermitas, la de San Bartolomé y la de San Sebastián, buen abastecimiento de aguas y una escuela.En el siglo XVIII, Arcos era un señorío del Marqués de Ariza, aunque más tarde llegaría a un acuerdo con la población y lo donaría al censo a cambio de una renta anual importante.
A finales de este siglo pasó a heredar el Marqués de Valmediano, que respetó la cesión de su antecesor y ya en 1902 la población y sus términos quedaron liberados de esta carga y pasaron a ser propiedad municipal.  A lo largo del s. XIX, Arcos sufre un gran descenso de su población, como consecuencia de la posguerra y más tarde la emigración de los años 70.

PODEMOS VISITAR
La iglesia parroquial de la Asunción.
- Cuenta con una sola nave, está construida en mampostería hasta los contrafuertes, excepto en las ventanas. Tiene una espadaña de dos troneras adosada por la cabecera. En el interior posee pilastras de las que arrancan arcos fajones y forneros; su bóveda es de cañón (arcos de medio punto) con lunetos y cúpula vaída delante del presbiterio. Está consagrada a la Asunción, es del siglo XII.
La ermitas de San Bartolomé.
La ermita de San Sebastián. 


 

 

ARANDILLA DEL ARROYO
Arandilla del Arroyo es un municipio español de la provincia de Cuenca, en la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha, ubicado en la comarca de La Alcarria. En la localidad nació el pintor barroco Pedro Ruiz González

PODEMOS VISITAR
La Iglesia Parroquial Nuestra Señora de la Asunción
.- La iglesia de Arandilla, construida en mampostería con sillares en las esquinas, conserva en general su aspecto característico románico en cuanto a su planta, aunque sufrió diversas modificaciones y añadidos como la sacristía. Aunque modificada, su espadaña con dos vanos de arcos de medio punto para campanas y descentrados en el muro, queda rematada con frontón triangular. En su interior una  pila bautismal de fuertes gallones, cortados por mediacaña, alternando tres de cuatro hojas y las otras de seis.
El Pósito.




 

 

ALTAREJOS
Altarejos es un municipio español de la provincia de Cuenca, en la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha, que ademas incluye a Poveda de la Obispalía.

 

HISTORIA

Algunos sitúan aquí la antigua Altheia, capital de la tribu prerromana de los olcades, adoradores de las sabinas. Con respecto a esto comentar, que los habitantes dicen, que antiguamente existían muchas sabinas en la zona, hoy casi desparecidas.
Los Romanos, respecto a Altarejos, nos hablan de Siete Aras o Altares, donde los indígenas sacrificaban toros a los Dioses en el bosque por lo que fue llamada " Aroe Septem " , en la vía romana que iba de Valeria a Segóbriga. De " Aroe Septem " paso a denominarse " Altaria Parva " ( ciudad rodeada de 7 altares )" y por influencia Árabe y Castellana a la actual denominación de Altarejos. Dicho nombre (Altarejos) procede de la repoblación cristiana en su avance hacia tierras de Alarcón y Zafra tras la conquista de Cuenca.
Solían enterrar a lo difuntos en el monte y en la antigüedad era un pueblo muy importante que llego a alcanzar mas de 1000 habitantes.
Su nombre es un diminutivo de “altares” (mesas largas y anchas en donde se celebran los cultos religiosos). Los vestigios de tumbas o monumentos de antiguas poblaciones desaparecidas que fueron ocupadas por los cristianos repobladores motivaron topónimos como este por la semejanza que estos vestigios tenían con aras o altares pequeños.
La antigüedad de la villa queda patente por los restos de poblaciones antiguas que se diseminan por su entorno. En su término existe una necrópolis tardorromana o visigoda compuesta por numerosas tumbas excavadas en roca
El nombre de Altarejos ya consta en un documento fechado el 15 de Diciembre de 1190 (13 años después de la conquista de Cuenca), en al que Alfonso VIII cambia a su notario, el maestro Mica, una heredad de cuatro yugadas en Añover por las heredades que le habían dado los concejos de Belvis y de Altarejos, aldeas de Cuenca. Y en 1194, Domingo Bermúdez dona una heredad de una yugada en la villa de Altarejos a los canónigos de Cuenca.
Estas referencias documentales indican que la aldea de Altarejos tuvo una gran importancia durante la repoblación medieval llevada a cabo por Alfonso VIII.
Tubo gran prestigio en el siglo XVI por potestad religiosa pues como Sexmo alcanzaba gran extensión de lugares y término. La Parrilla, Belmontejo,  Villarejo  Periesteban,  la  Cañada  del Manzano, Albaladejo del Cuende, Piqueras, Valera de Arriba, Valera de Abajo, Olmeda, Solera de Gabaldón y Chumillas, le servían. Fue en tiempo villa de don Diego del Castillo y por entonces, cinco clérigos realizaban su labor pastoral con Prestamera, atención al Hospital de pobres y sus tres ermitas, la de  Nuestra  Señora  de  la  Torre,  San  Sebastián  y Santa Ana.

PODEMOS VISITAR
La iglesia de Nuestra Señora de la Asunción.
- Un impresionante edificio de grandes proporciones. Los muros de la Iglesia descansan en los grandes pilares de forma espectacular decorada con la bonita y gran espadaña, dotan al edificio de una gran monumentalidad.

La ermita de Nuestra Señora de la Torre.- La ermita está excavada en roca y realizada en honor de la virgen aparecida a un pastor en 1208. Se encuentra a unos 6 km del pueblo, cerca del río Tejadillos, pero merece la pena recorrer esta distancia y disfrutar del precioso camino para llegar a ella. Encontraremos un sencillo exterior que guarda dentro un sorprendente techo y paredes llenos de detalles labrados, además de un altar mayor y retablo barrocos con la imagen de la Virgen.

POVEDA DE LA OBISPALIA

HISTORIA:
Así se describe a Poveda de la Obispalía en el tomo XIII del Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar, obra impulsada por Pascual Madoz a mediados del siglo XIX:
    Villa con ayuntamiento en la provincia, diócesis y partido judicial de Cuenca (5 leguas), audiencia territorial de Albacete (19), capitanía general de Castilla la Nueva (Madrid 21). Situada en terreno llano, con clima frío, bien ventilado y sano. Consta de 51 casas, la del ayuntamiento, cárcel, pósito, con 80 fanegas de trigo; 2 fuentes de agua dulce de las que se surten los vecinos; iglesia parroquial (la Asunción) servida por un cura de entrada y un sacerdote para los anejos de Malpesa y Cañada del Manzano; pertenece a la abadía de Huerta de la Obispalía. Desde el pueblo sale un paseo con 2 hileras de árboles que conduce a la ermita de San Bernardino de Sena, de mucha veneración en la villa. El término confina por N Villarejo del Seco; E Altarejos; S Cañada del Manzano, y O Huerta de la Obispalía; El terreno es de monte y llano, parte se halla poblado de leña de roble, algunos pinos y arbustos y frutales, como selvares, guindales, cerezos, nogales, olivos, viñas e higueras, olmos y sauces; las tierras destinadas a la siembra de cereales y hortalizas son medianamente productivas y algunas regadas por 2 pequeños arroyos que cruzan su término. Los caminos son de pueblo a pueblo de herradura y en mal estado; la correspondencia se recibe de la estafeta de Horcajada. Producciones: trigo, cebada, centeno, avena, patatas, judías, guijas, garbanzos, coles, frutas, y algún vino y miel; se cría ganado lanar y cabrío, caza de liebres, perdices y conejos y algunos animales dañinos. Industria: la agrícola y pecuaria. Población: 51 vecinos, 203 almas. Capital productivo: 498.800 reales. Imponible: 24.940. El presupuesto municipal asciende a 2.000 reales y se cubre con el producto de las fincas de propios y otros arbitrios.
    Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar.

PODEMOS VISISTAR
La iglesia dedicada a La Asunción de Nuestra Señora
.- De estilo románico popular se trata de un templo que ha sido sometido a varias reformas, fruto de las cuales solo se conservan originales la planta de la nave, la portada y la espadaña, aunque esta última también ha sufrido alguna remodelación. La espadaña consta de dos cuerpos. El inferior de mampostería con sillares en las esquinas y óculo con derrame. Separado por una cornisa se halla el superior. Está construido en sillar, abriéndose dos huecos de medio punto para las campanas. Está rematada por triángulo con pináculos de bolas en los laterales. La portada, situada en la fachada sur, se encuentra precedida por un pequeño recinto abierto con verja. Posee dos arcos adovelados de medio punto apoyados en cornisa. 

La ermita de San Bernardino de Sena.- Se trata de una elegante construcción encalada donde lo más destacable es su portada con pórtico sobre columnas dóricas y la espadaña con frontón triangular.


 

ALCOHUJATE
Alcohujate es un municipio español de la provincia de Cuenca, en la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha.

HISTORIA
Sin duda, sus tierras son demasiado antiguas pues al lado, la gran Ercávica en el término de Cañaveruelas, nos abre el dominio romano en plenitud poderosa.
El nombre de Alcohujate no se sabe de donde puede venir, pero cierto es que su origen podría ser moro.  
En lo alto del Cerro Pelado unos restos de atalaya ofrecen misterio de su fundación. Bien pudo ser  una torre vigía en tiempos de moros cuando por aquí avistaban las tierras poderosas de la Wabda o Huete, cabecera de dominio.
Luego, llego don Juan Manuel, quien por herencia dominó estas tierras llamadas del Infantado en el siglo XIV y entre ellas, Castejón, Torralba, Buendía, Cañaveruelas y Alcohujate, para tiempo después, ser doña María de Albornoz la que se hiciese la dueña.

PODEMOS VISITAR
La Iglesia de Nuestra Señora de la Natividad.- Como curiosidad, presenta dos grandes contrafuertes en la cabecera, lo que hace sospechar que en su origen la forma era diferente.
Actualmente es de forma rectangular, con espadaña de poca altura y dos troneras. La portada está bajo arco de triunfo, tiene un arco de medio punto entre pilastras; sobre impostas hay un friso y hornacina avenerada, se encuentra también entre pilastras jónicas, está rematada en frontón triangular.
En el interior hay tres tramos iguales. A la cabecera se accede por arco de medio punto. Tiene dos espacios laterales destinados a sacristía y capilla. Los cuerpos segundo y tercero se cubren con bóvedas de arista. En el tercero, a la izquierda hay dos capillas cerradas con cancela de bolillos y cubiertas con bóveda de arista. A la derecha está la capilla de bautismo y subida al coro. 










martes, 29 de septiembre de 2020

ALBALADEJO DEL CUENDE

Albaladejo del Cuende es un municipio español de la provincia de Cuenca, en la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha.

 


HISTORIA

Su historia está ligada a la repoblación cristiana del siglo XII y XIII, después de que Alfonso VIII reconquistara y, por ser lugar de buena tierra, lo cediese a los monjes cistercienses del monasterio soriano de Santa María de Huerta.
En el año 1080, Alfonso VIII, tras conquistar Cuenca a los musulmanes, cedió terrenos del término municipal de Albaladejo del Cuende a los monjes cistercienses del Monasterio de Santa María de Huerta (Soria). Dicha cesión está reflejada en un legajo que se conserva en los archivos de dicho monasterio, ocupado en la actualidad por una comunidad de monjes cistercienses. Esta información indica que en aquella época, Albaladejo del Cuende ya contaba con un núcleo de población importante.
Después, muchos nobles con título de Cuende le dan el apelativo porque los Manrique de Lara, aquel señor de Molina y luego su viuda, doña Mafalda, fueron los que vendieron el lugar, para después el conde de Cifuentes, adquirirlo por compra y por último, el señor de Valverde, harán que  tengan este lugar como tierra de conde. Por eso podemos llamarlo Albaladejo del Cuende o Conde.
La población se concentra alrededor de una antigua Iglesia de la Asunción situada sobre un cerro, de la que sólo queda en pie parte de los muros y la torre, de dos cuerpos, con zócalo saliente, con cuatro huecos para las campanas.

PODEMOS VISITAR
Las ruinas de la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción
. Situada sobre un cerro y de la que hoy solo se conservan parte de los muros y la torre. 


La Ermita de Ntra. Sra. de las Nieves.- Situada en las afueras de la población, amplia y bien conservada, en forma de salón. Con portada de piedra bien labrada y buena composición, del s. XVII. Su portada con hornacina encima donde está su imagen y arriba una espadaña, pobre, pero cuidada. Aquí estuvo provisionalmente la parroquial hasta hacer la iglesia nueva.

La Ermita de San Isidro.