martes, 17 de febrero de 2015

CASTILLO DE ENGUIDANOS

Su restauración nos permite disfrutar de esta fortaleza en casi todo su esplendor, formando un castillo a caballo entre el estilo gótico y el renacentista.
Durante los siglos XIV y XV se le dotó de su aspecto actual, elevando la torre principal para cumplir funciones de vigía.
La fundación de la población de Enguídanos se debe a los griegos que le dieron su actual topónimo que significa "lugar de abundancia de aguas". El lugar ya estuvo habitado por los íberos (Cerro de Cabeza Moya) y posteriormente los romanos también ocuparían la zona. Los musulmanes construirían el castillo y una vez en manos cristianas (sobre el 1183) la zona pasaría a dominio del señorío de Alarcón, al Marquesado de Villena y en 1480 al Marquesado de Moya, para posteriormente convertirse en villa independiente. Durante un periodo de tiempo el interior del castillo fue usado como cementerio municipal, hasta que en 1928 los nichos fueron vaciados y trasladados al nuevo cementerio municipal.
De origen musulmán, construido entre los siglos X y XI, adopta planta rectangular e irregular con tres torres en forma de cubos en tres de sus ángulos. El cuarto ángulo no dispone de torre. Durante los siglos XIV y XV la fortaleza es reforzada. Su estratégica situación le hace ser fortaleza adelantada del Reino de Valencia sobre el Reino de Castilla.
Con la unificación de los Reinos Hispánicos por los Reyes Católicos, el castillo perdería importancia militar y entró en un estado de abandono que llevó al Concejo de Cuenca a pedir su demolición en 1509.
En 1443 el alcaide del castillo era Sancho de Jaraba y en 1790 consta como alcaide don Juan Nicolás Álvarez de Toledo y Borja Parada.
La entrada al castillo se hace por la cara norte, la que mira a la población y está formado por un sencillo arco de medio punto abierto toscamente en el lienzo del muro. Tiene otra portada secundaria más pequeña situada al oeste y de más difícil acceso, formada por un sencillo arco rebajado. El castillo carece de almenas aunque es de suponer que debía disponer de ellas.
La torre principal o maestra adopta la típica forma de "D" es decir semicircular por el exterior y plana por su interior.
Acceso al castillo:
Acceso libre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario