viernes, 6 de marzo de 2015

ALCAZAR DEL REY

Alcázar del Rey se sitúa al oeste de la provincia de Cuenca, a tan sólo 63 km por la carretera N-400 que une Toledo con Cuenca. Su principal monumento a visitar es la Iglesia de Santo Domingo de Silos, que forma parte del Patrimonio Nacional por su gran valor arquitectónico.
Aunque los primeros documentos acerca de Alcázar del Rey datan de época medieval, hay vestigios que atestiguan la presencia humana anteriormente a esa época. La zona debió de estar poblada por pueblos celtíberos, concretamente por la tribu de los olcades.
Existen restos de la calzada romana que pasa por el municipio y que iba de Segóbriga a Guadalajara. En el Museo Arqueológico Provincial, en Cuenca, hay ciertos restos de origen romano, hallados de forma dispersa por el pueblo.
La historia de Alcázar del Rey se empieza a documentar con el asentamiento de un alcázar árabe en el cerro dónde actualmente se encuentra la iglesia parroquial, fechado aproximadamente en el siglo IX. Dicho alcázar constituía parte del sistema defensivo del territorio pasando a formar parte administrativa de la Cora de Santaveria o Santaver, al igual que Huete, ciudad a la que estuvo muy ligado. Tras ser conquistado Huete poco después de la caída de Toledo en 1085, en manos de Alfonso VI, a mediados del siglo XII el municipio pasa a manos cristianas, quedando incorporado al Reino de Castilla.
Cuando Huete queda consolidada, tras su total conquista, se erigía dueña y cabeza de un extenso alfoz, que paulatinamente se irá repoblando a base de los cristianos, procedentes del Norte principalmente. En el Fuero de Huete se dictaron leyes que garantizaban y hacían respetar los derechos de los vecinos que componían el alfoz. El pueblo al ser incorporado a la Tierra de Huete, paso a denominarse Alcázar de Huete.
La importancia de Alcázar en la Alta Edad Media radicó en ser "Medianedo" entre Huete y Uclés, es decir, en este pueblo se reunía la Asamblea popular que dirimía o resolvía en relación con los asuntos de cada uno de los citados distritos. Al romperse el alfoz de Huete y conseguir su situación jurídica de villa de realengo pasa a denominarse del Rey, aunque el nombre de Alcázar de Huete se sigue manteniendo varios siglos más, como atestiguan ciertos mapas de los siglos XVI y XVIII.
El 1808, en plena Guerra de la Independencia Española, el General Castaños convocó en dicho pueblo una Junta de General para decidir los movimientos de retirada hacia Cuenca tras la derrota de la Batalla de Tudela.
En la II República Española el pueblo pasó a llamarse Alcázar de la República. Durante la guerra civil española, el pueblo permaneció en territorio republicano hasta el final de la contienda. En esta época sel incendio de la iglesia parroquial, con sus consiguientes figuras de imaginería y su retablo. Posteriormente está fue utilizada de cuartel por los milicianos.
Podemos visitar:
Iglesia de Santo Domingo de Silos.- Iglesia del siglo XV-XVI, restaurada en el año 2003, de un gran valor arquitectónico, fue declarada Patrimonio Nacional. Iglesia de grandes proporciones, más rica en elementos arquitectónicos que decorativos. Es un edificio de tres naves de cantería. La Capilla Mayor, con bóveda de crucería, con doble portada, siendo más rica y mejor terminada la del norte, flanqueada por pareja de pilastras con entrepaños poco profundos, hornacina en el frontón y arranque de arco de triunfo, con una sola fila de casetones a cada lado. La portada de mediodía, con arco de medio punto. La torre de la Iglesia, almenada en el tramo final, perteneció originariamente a una construcción defensiva de origen árabe a la que debe su nombre el pueblo “Alcázar".
Acceso
El acceso es libre, respetando las horas de culto.

Cuenta el municipio con varias ermitas: la de San Sebastián, la Magdalena, San Juan, el Niño Jesús, la Concepción y Santa Ana.
Iglesia de Santo Domingo de Silos
 





No hay comentarios:

Publicar un comentario