lunes, 2 de marzo de 2015

CAMPILLO DE ALTOBUEY

Campillo de Altobuey es en la actualidad un pequeño pueblo, pero históricamente ha fue una villa de realengo de cierta importancia, y que de su buena situación económica y social ha quedado para testificarlo un rico patrimonio arquitectónico.
La fecha de su fundación como poblado no se conoce de una manera exacta y concreta. Hay constancia de que en la zona en que actualmente se encuentra la localidad había asentamientos de tribus olcades, uno de estos asentamientos se encuentra en el cercano cerro de Santa Quiteria, en el cual se han localizado parte de sus murallas y ruinas y urnas cinerarias, cerámicas y adobes de cal con una antigüedad de alrededor de 2000 años.
En el siglo XII el lugar adquiere conciencia histórica a partir de la conquista de Cuenca por Alfonso VIII.
El Rey Alfonso II de Aragón envió tropas al Rey castellano y en recompensa por esta ayuda Alfonso VIII otorgó tierras y posesiones a un noble aragonés apellidado Jaraba, en el lugar donde actualmente se encuentra Campillo de Altobuey. Que este noble aragonés fue el fundador de la después Villa de Campillo tenemos varias reseñas históricas.
En sus anales figura también como fecha de interés histórico, la transformación de aldea en Villa, título que recibió en 1537 del emperador Carlos V estando celebrando Cortes en Monzón, desvinculando a la población de la ciudad de Cuenca. Este reconocimiento fue ampliado por Felipe III al conceder los apelativos de muy noble y leal villa.
Durante la Guerra de Sucesión Española (1701-1713) y según relatan algunos cronistas, un pequeño contingente de caballería que al parecer eran Migueletes catalanes del Archiduque, fueron aniquilados en tierras de Campillo.
Durante la Guerra de la Independencia Española una expedición francesa pasó por la localidad para sofocar el levantamiento de la ciudad de Valencia.
Podemos visitar:
La Iglesia Parroquial de San Andrés.- Situada en la plaza principal, es un templo con tres naves y planta de salón. Su construcción data del S. XVI, pero en el XVII se tapó el valioso artesonado original con bóvedas de cañón y se construyó una cúpula en el crucero, decorada con ricas pinturas murales. Cuenta con una torre de gran altura y cinco cuerpos.
 
 
El antiguo convento de San Agustín y actual Santuario de la Virgen de la Loma.- Es una de las mejores muestras del barroco de la provincia de Cuenca. Se construyó a principios del S. XVIII, con nave de planta de cruz latina con capillas laterales, gran cúpula sobre el crucero, retablos barrocos y abundante ornamentación.
 
La ermita de la Trinidad.- También conocida como Padre Eterno se ubica en la salida hacia Motilla del Palancar. Es de finales del S XVI. La nave está cubierta por un artesonado renacentista con pinturas de Hernando de Mayorga.

Ermita del Cristo.- Es de un sobrio barroco siendo remarcable la portada de la ermita y el retablo interior. 
La Ermita de San Roque.- Probablemente date del Siglo XV, atestígualo así unas anotación fechada el 2 de Abril de 1614 del mayordomo saliente, Sebastián de Utiel, que encarga unas nuevas puertas a costa suya, San Roque santo abogado al que se le profesaba gran devoción y buscando su protección contra la peste, llagas ulcerosas y enfermedades pulmonares.
Además de la riqueza monumental, Campillo cuenta con zonas de interés natural y paisajístico como son el pinar de San Isidro o el cerro de Santa Quiteria

No hay comentarios:

Publicar un comentario