martes, 3 de marzo de 2015

INIESTA

Iniesta es un municipio de la provincia de Cuenca. Antigua ciudad ibérica de Egelasta que desempeñó un papel muy importante en el diseño de las vías de comunicación del ejército imperial romano.
Durante muchos años se han ido encontrando en todo su extenso término municipal numerosos restos arqueológicos de distintas épocas históricas, datándose aquéllos más antiguos en el período neolítico y la Edad del Bronce. De la época de la Romanización los restos encontrados son variados y de máxima calidad: un puente, varias estelas, aras votivas, restos de villas romanas, monedas, etc., considerándose por una mayoría de historiadores como la antigua Egelasta. En el período árabe se llamó Mandrona la Grande, siendo una zona fronteriza importante y núcleo económico basado en el cultivo del azafrán, la ganadería lanar y la artesanía de sus alfombras. Esa situación de frontera con Alarcón le obligó a poseer un castillo, que sería desmochado en tiempos de los Reyes Católicos y del que quedan algunos vestigios en el llamado Torreón. Alfonso VIII la reconquistó en el año 1186 otorgándole una serie de privilegios. Pero será Alfonso X el Sabio quien le conceda el mismo fuero que a Cuenca, y otros reyes y señores ampliarán sus privilegios, como lo fueron Alfonso de Aragón, Juan I, Enrique III, y los Reyes Católicos. Por su importancia económica, durante los siglos XIV, XV y XVI, Iniesta contribuye al mantenimiento de la Hermandad del Marquesado de Villena como uno de los pueblos más importantes. Carlos I, en el siglo XVI, concede como dote a Isabel de Portugal la villa de Iniesta. Durante el reinado de Felipe II, según consta en sus Relaciones Topográficas, Iniesta era considerada como uno de los pueblos más influyentes de la provincia de Cuenca. El siglo XVII destaca por el gran desarrollo urbanístico con la construcción de importantes casas-palacio en la Villa. Ya en el siglo XVIII sobresalen una serie de personajes ilustres de la vida religiosa del país. Las contínuas guerras decimonónicas y la política general de nuestro país marcaron una decadencia histórica muy acusada no sólo en Iniesta sino en todas las regiones de España. Ya en el siglo XX la revolución industrial en la agricultura motivó un despegue generalizado que sólo se vio truncado por la guerra civil de 1936 y su dura posguerra. Después vendrían años de emigración a las grandes ciudades, principalmente Valencia y Barcelona, y también al extranjero.
Podemos visitar:
Iglesia Parroquial de la Asunción.- siglos XVI-XVIII. Templo religioso de grandes proporciones, con una nave central y dos laterales con diferentes capillas, siendo la más destacada la capilla mayor o nueva que cuenta con una solería de Manises del siglo XVIII. La iglesia no guarda un estilo propio definido. En el exterior sobresale una torre cuadrada de gran tamaño y en sus fachadas cuenta con dos portadas de buena traza aunque austeras. Entre sus objetos de culto destaca en el plano artístico la custodia procesional del Corpus Christi, obra del orfebre conquense Francisco Becerril, datada en el año 1556.
Ermita de la Concepción.- siglo XVI. Recinto de origen religioso. En la actualidad alberga el Museo Arqueológico de Iniesta. Mantiene su techumbre original de madera, llamada de espiga.
 Casa-palacio de D. Enrique de Aragón.- siglo XVI. Actualmente es la sede del Ayuntamiento de la Villa. De interés es su Torreón compuesto por una torre y un arco principal que, según la tradición, daba acceso al antiguo castillo.
Casa-palacio del Marqués de Melgarejo.- siglo XVI-XVII. Es una de las pocas grandes construcciones palaciegas que han llegado hasta nuestros días, poseyendo una de las fachadas más interesantes del conjunto arquitectónico de la Villa. Hasta hace pocos años hizo la función de Casa-Cuartel de la Guardia Civil.
Casa de los Canteros.- siglo XVI-XVII. Casa de gran amplitud con fachada señorial y escudo blasonado con águila bicéfala. Un patio interior distribuye las distintas viviendas como característica principal y original de este edificio dentro de la arquitectura local.
Casa de Dña. María de Luján.- siglo XVI-XVII. Su interior está poco reformado, manteniendo todavía su suelo original. Destaca su monumental fachada de piedra de sillería así como sus rejas. Tiene influencias de estilo herreriano y es de las mejor conservadas. 
 
Casa de la Inquisición.- siglo XVI-XVII. Por la importancia que tuvo la Villa históricamente, hubo inquisidores que habitaron esta casa como manifiesta su escudo.
Casa de Pedro I el Cruel.- siglo XVI. Dice la leyenda que esta casa fue habitada por el rey Pedro I el Cruel. Posee dos fachadas blasonadas de buen trabajo en piedra y de grandes proporciones.
Casa de los Atalaya.- siglo XVIII. Fachada de traza regular y de gran tamaño. En la actualidad está dividida en varias casas y en una de sus piedras se puede leer una inscripción con la fecha de construcción y el nombre de su dueño.
Museo Local de Iniesta.- Creado y dirigido por el Centro de Estudios de La Manchuela, se trata de un museo de tipo etnográfico y costumbrista.
Museo Arqueológico.- Se encuentra ubicado en la antigua ermita de la Concepción, del siglo XVI, y alberga piezas arqueológicas correspondientes a distintos períodos históricos, aunque está especializado en la etapa ibera. Entre sus fondos más destacados destaca el mosaico de cantos pintados datado en el siglo V a. C. que representa a una diosa sedente, que fue hallado en la necrópolis conocida como Cerro Gil.
Castillo de Iniesta.- En la parte más elevada de la villa y junto a la Plaza Mayor, quedan los restos muy transformados de un torreón y puerta del antiguo castillo.
Ayuntamiento
 Iglesia Parroquial de la Asunción
 
 Rollo
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario